19 mayo, 2014

Cierra el Corcoran de Washington y sus fondos van a la National Gallery

corcoran-gallery

La Corcoran Gallery, uno de los museos de arte más antiguos de Estados Unidos, cerrará sus puertas el 1 de octubre por problemas económicos y su legado será repartido entre otras dos instituciones de Washington: la National Gallery, que se quedará con sus fondos artísticos, básicamente pictóricos, y la George Washington University, que retomará la actividad de la Escuela de Bellas Artes Corcoran.

Como el edificio de la Corcoran Gallery, vecino de la Casa Blanca, quedará desalojado de piezas artísticas, sus salas se habilitarán como sede de su división académica, que hasta ahora utilizaba otro lugar para las clases. El acuerdo a tres bandas para el cierre de la institución, creada en 1869 por el banquero y filántropo, fue anunciado el jueves.

La colección de la Corcoran Gallery, que es la mayor colección privada de Washington, contiene obras de Rembrandt, Delacroix, Degas, Monet y Picasso, entre otros, aunque su fondo se compone principalmente de obras de artistas de Estados Unidos, con unas 17.000 piezas. Con ellas, la National Gallery pasará a ser «una de las mayores colecciones de arte estadounidense, si no la mayor», según su director, Earl Powell. La National Gallery se ha comprometido a no vender parte del legado, aunque se está negociando el posible traslado a su lugar original de una vidriera procedente de una abadía belga.

La National Gallery se quedará con la mitad de las obras y cederá el resto a diferentes museos del país. «La colección Corcoran cambia, y todo el mundo ha de entender esto. Pero cambia de una manera en que conserva su dignidad y se mantiene en Washington», dijo Powell.

El acuerdo prevé que la George Washington University, cuyo campus linda con la sede de la Corcoran Gallery, conserve los principales elementos arquitectónicos del magnífico edificio de estilo Beaux-Arts. La Universidad invertirá cien millones de dólares en la rehabilitación del inmueble para albergar las clases. Aunque estas mantendrán su actual precio durante un par de años, se teme que el importe anual de la matrícula (35.600 euros) se acabe equiparando a la matrícula en la George Washington University (23.250 euros).

Las negociaciones han permitido asegurar que al menos una veintena de empleados de la Corcoran Gallery, entre ellos sus curadores, tendrán asegurado empleo durante al menos un año en la National Gallery. Esa seguridad no ha sido extendida a los miembros del claustro de la escuela de arte.

Por Emili J. Blasco en ABC.