21 octubre, 2013

Cientos de ciudadanos rechazan el traslado de la obra de Miró en Gandía

Miró Gandía

El rechazo al traslado de la escultura 25 d’abril 1707 de Antoni Miró, de la rotonda de entrada a Gandia, ha congregado este sábado a cerca de 300 ciudadanos, según los organizadores del acto y a no más de la mitad, según los agentes de la Policía Local. Antoni Miró no ha participado finalmente, por recomendación de su abogado, en esta concentración convocada por la Plataforma por la Cultura de Gandía por la mañana. El artista está pendiente de la declaración como imputados del alcalde, Arturo Torró, y del concejal de Cultura, Vicent Gregori, tras la admisión de la denuncia del creador alcoyano contra ambos políticos del PP por su intención anunciada de trasladar su obra, realizada expresamente para ese espacio, sin su consentimiento.

En la concentración se han visto muchas caras conocidas de la esfera política. Cipriá Ciscar, en la actualidad diputado socialista en el Congreso o la concejal socialista de Gandía, Liduvina Gil, quien en nombre de sus compañeros de partido, ha denunciado las agresiones que vienen sufriendo en los últimos años la cultura, el arte, la lengua y el medio ambiente. “Cuestiones intolerantes como estas, sin consulta a la ciudadanía, sin contar con el autor, no son de recibo. El alcalde no puede hacer lo que quiera. No es su casa, es la casa de todos los ciudadanos de Gandía”, ha dicho en contra del traslado. El sindic de Compromís en las Cortes, Enric Morera, ha destacado el “cambio” que representa la obra de Miró. “Estamos hartos de políticos que gastan los recursos en obras inútiles y destruyendo patrimonio” como la escultura de Miró en Gandía. De Esquerra Unida se han dejado ver Ricardo Sixto, de Esquerra Republicana, Agustín Cerdá, y de Intersindical Valenciana, Vicent Mauri, junto artistas de la zona y ciudadanos amigos de Antoni Miró.

Por Lucía Gadea en El País.