2 julio, 2013

Biarritz organiza una muestra sobre el elogio al cuerpo del arte mexicano

Frida Kalho

Una selección de obras procedentes de prestigiosos museos, de colecciones particulares y de instituciones mexicanas formarán parte de la gran exposición del verano que ha elegido Biarritz (Francia) para repasar el arte mexicano del siglo XX. La muestra estará abierta del 30 de junio al 6 de octubre en la sala Bellevue de la citada localidad vascofrancesa.

Será una retospectiva con obras de Frida Kahlo, Diego Rivera, José Clemente Orozco, David Alfaro Siqueiros, así como Manuel Álvarez Bravo, Tina Modotti, Leo Matiz, entre otros, en torno a la temática del cuerpo. La muestra de estos pintores, fotógrafos, escultores ha sido presentada este jueves en San Telmo, San Sebastián.

Influenciados por las vanguardias europeas y su estética, guiados por una conciencia identitaria y una sensibilidad hacia la cultura popular, los artistas presentados en la muestra de Biarritz se han convertido en algunos de los personajes más emblemáticos del Arte Moderno mexicano al desarrollar una estética propia (escenas de combate, fragmentos de la vida cotidiana, decoración minimalista, retratos oscuros…), basada fundamentalmente en el simbolismo, el cubismo o el surrealismo.

La exposición se articula en torno a cuatro ejes. El primero hace referencia al “cuerpo en la representación nacionalista”, en torno a unas imágenes posteriores a la revolución mexicana, según ha informado la organización de la exposición. Gran parte de las obras que tratan de ese tema constituyen un formidable conjunto estético, una iconografía que ha dejado una huella indeleble en el Arte Moderno.

El segundo apartado plantea el tema del cuerpo como “factor central de las alegorías políticas”, donde aparece una parte importante de las manifestaciones que dieron lugar a las grandes reformas sociales y a las utopías del México moderno.

La muestra propone como tercer tema el “cuerpo secular”, es decir el cuerpo finalmente liberado de los lazos del nacionalismo y de la política, que abarca el movimiento artístico denominado “La Ruptura”, así como diversas tendencias estéticas paralelas.

Asimismo, la exposición presenta, en una cuarta sección, una selección de fotografías y de películas que ofrecen al público una mejor comprensión del contexto de aquella época. Junto a la exposición, se editará un catálogo bilingüe (español-francés).

Por El País.