7 diciembre, 2017

Andalucía se llena de arte con el Año Murillo

1509724929_326631_1509971599_noticia_normal_recorte1

Sevilla conmemora el cuarto centenario de uno de sus pintores más icónicos, una oportunidad única de ver reunidas algunas de sus piezas más importantes

Bartolomé Esteban Murillo nació en Sevilla a finales de 1617. En la capital andaluza creció y aprendió hasta convertirse en uno de los máximos exponentes del barroco tardío de la escuela sevillana, bajo el mecenazgo de familias prominentes de aquella metrópolis que había florecido con el comercio de las Indias. Allí vivió el impacto de la peste a su alrededor. En Sevilla formó a discípulos que heredaron su oficio y estilo en su propia academia, y allí murió, pintando. Pocos artistas mantienen una vinculación tan estrecha con un lugar a lo largo de su vida. Pocas ciudades se han visto tan unidas a un maestro de tal relevancia. Por eso Sevilla se engalana a partir de este noviembre y durante todo 2018 para conmemorar el Año Murillo, una de las grandes apuestas turísticas de Andalucía, que potencia su ya extenso segmento cultural. Una oportunidad única para ver reunidas algunas de las obras señeras del genio andaluz y disfrutar de un abultado programa que hace todavía más apetecible una visita a la ciudad hispalense.

El cuarto centenario de Murillo se conmemora con ocho exposiciones, itinerarios, conciertos, programas audiovisuales, actividades divulgativas y un gran congreso internacional que ensalzan y analizan la figura y obra del artista. “Es una oportunidad para Sevilla y para Andalucía. Podremos disfrutar de más de 60 obras originales de Murillo, algunas de las cuales recalan en Sevilla gracias a la colaboración de instituciones como la National Gallery, el Prado, el Louvre o el Wallraf-Richartz de Colonia, que cede El Jubileo de la Porciúncula por 10 años y cuya restauración se puede observar en directo, algo muy poco común y espectacular”, valora Miguel Ángel Vázquez, consejero andaluz de Cultura.

La relación entre el pintor y su ciudad queda reflejada en varias actividades del programa: “La primera gran exposición es la de Murillo y el Convento de Capuchinos. Se reconstruirá en el Museo de Bellas Artes, con El Jubileo de la Porciúncula y otras piezas, el retablo de la iglesia del antiguo convento ya desaparecido. Conviviendo en el tiempo se programa en el Archivo de Andalucía la muestra Murillo y los Neve, que pondrá énfasis en la relación del artista con esta familia sevillana de origen flamenco que sirvió de mecenas para buena parte de sus cuadros”, desgrana el consejero Vázquez. La efeméride también permite que se pueda visitar en el Palacio de Dueñas el Retrato de Don Juan Antonio de Miranda y Ramírez de Vergara, de la colección privada de la Casa de Alba. El arzobispado de Sevilla o la Hermandad de la Caridad también ponen su colección a disposición de los visitantes para celebrar el cuarto centenario.

El Año Murillo es uno de los eventos especiales de la programación cultural y turística de Andalucía para 2018, año en el que también se espera que la antigua ciudad califal de Medina Azahara (Córdoba) sea declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO y en el que por fin habrá abierto sus puertas el Museo Internacional de Arte Íbero de Jaén. Sevilla fue elegida el pasado 24 de octubre la mejor ciudad del mundo para visitar el año que viene por Lonely Planet, una consideración para la que la guía tuvo especialmente en cuenta la revitalización de la urbe en la última década, la celebración de la entrega de los Premios del Cine Europeo (así como la presencia de algunos de sus lugares más emblemáticos en Juego de Tronos) y de manera destacada las actividades del Año Murillo.

El cultural es uno de los principales reclamos de Turismo de Andalucía para atraer visitantes extranjeros a sus ciudades. La región estará presente con stand propio en el World Travel Market de Londres, una de las principales ferias de turismo de Europa, que se celebra del 6 al 8 de noviembre, un espacio en el que Murillo (uno de los representantes del Siglo de Oro con mayor presencia internacional) será uno de los protagonistas. Como acción previa a este evento la Junta ha organizado unos talleres en la University College London en los que se ha presentado a los alumnos la obra pictórica de los principales maestros andaluces, con Velázquez, Picasso y Murillo como referentes, así como una introducción al enorme universo del flamenco.

La conmemoración del nacimiento de Murillo coloca al pintor entre los principales iconos de Sevilla, en un lugar comparable al de Romero de Torres en Córdoba o Picasso en Málaga. “Murillo siempre ha sido una referencia, pero esta celebración sirve para recuperarle en cierta medida como el gran maestro del barroco que es. Este año sirve para dar valor a su obra, repartida por pinacotecas de todo el mundo que han colaborado. De hecho la exposición antológica, con la que cerraremos la programación, será una recopilación estudiada y temática de cuadros que llegan de muchísimas instituciones. Es una oportunidad prácticamente única”, resalta Miguel Ángel Vázquez. El sevillano se une a otros ilustres de su época como El Greco o Cervantes en la nómina de centenarios (cuartos centenarios, de hecho, en los tres casos) que tan buen impacto ha causado en Madrid, Toledo o Alcalá de Henares. El barroco más luminoso va a ocupar Sevilla.

Noticia original de El País
Imagen: Paco Puentes