29 marzo, 2013

Alicante alquila el castillo de Santa Bárbara para aliviar las arcas municipales

Patio de Armas del castillo de Santa Bárbara de Alicante, que podrá ser alquilado por 306 euros la hora.

Patio de Armas del castillo de Santa Bárbara de Alicante, que podrá ser alquilado por 306 euros la hora.

Se alquila fortaleza medieval para actos privados. Éste podría ser el anuncio del Ayuntamiento de Alicante que cederá, previo pago, algunas dependencias del castillo de Santa Bárbara. Se alquilará el patio de armas y el salón Felipe II para eventos privados. El objetivo no es otro que obtener ingresos adicionales que alivien la penuria económica de las arcas municipales.

La delicada situación financiera del Ayuntamiento de Alicante, que preside Sonia Castedo, del PP, invita a buscar nuevas fórmulas que generen ingresos económicos adicionales, por pequeños que sean.

La caída de los ingresos en las arcas públicas es imparable. En 2011 el Ayuntamiento cerró el presupuesto con un déficit de 33,8 millones precisamente porque los ingresos se redujeron en 64,4 millones de euros, aunque los gastos se mantuvieron. Esto supuso un 11,45%, más del doble de lo permitido por la Ley de Estabilidad Presupuestaria, lo que obligó, a instancias del interventor, a elaborar un plan de reequilibrio financiero. Este año el Ayuntamiento de Alicante arrastra una deuda financiera reconocida en los presupuestos de 174 millones de euros y una deuda a proveedores de otros 27 millones, según fuentes municipales.

“Se podrán celebrar 65 actos al año que pagarán un máximo de 300 euros la hora”

Ante este panorama, cualquier iniciativa es buena si genera ingresos. Para ello la Junta de Gobierno Local aprobó este lunes, por vía de urgencia, el establecimiento de tasas por su uso de instalaciones en el castillo de Santa Bárbara de Alicante.

La portavoz del Gobierno municipal, Marta García Romeu, explica se pretende “hacer uso de este lugar emblemático” para actos privados como bodas, celebraciones y reuniones empresariales. Según un informe previo se podrán celebrar unos 65 eventos anuales, que reunirán a unas 350 personas cada uno de ellos. La previsión de ingresos ronda los 100.000 euros, y la tarifa que aplicarán será de 238 euros por hora en el caso del salón Felipe II y otros 306 euros para el Patio de Armas, al aire libre.

En Alicante se extiende la moda de poner en alquiler dependencias públicas para usos privados. La directora general de Casa Mediterráneo, Almudena Muñoz, también anunció la semana pasada que alquilarán su nueva sede, en la rehabilitada estación de tren de Benalúa, para bodas, presentaciones de vehículos o eventos empresariales. Y la Cámara de Comercio de Alicante también estudia la propuesta de un despacho de abogados de alquilar la segunda y tercera planta del antiguo hotel Palas, cuya reforma se pagó con fondos públicos. El pleno de la Cámara debatirá el día 22 de abril el alquiler de su sede.

“Casa Mediterráneo y la Cámara de Comercio también alquilan espacios”

Los hoteleros no están excesivamente preocupados por la posible competencia del Ayuntamiento. Cristina Rodes, presidenta de la Asociación Provincial de Hoteles en Alicante, no considera que este tipo de medidas supongan una competencia desleal para el sector. “Ponen en valor Alicante como destino turístico, y al tratarse de lugares emblemáticos no consideran que sean una competencia directa con nosotros, sino complementaria”, asegura la también directora del hotel AC de Alicante.

Por E. Moltó de El País.